#YourStoryMatters , E6 | No te rindas by Bernice Garcia

1.20.2017

Salmos 40:1
“Puse en el Señor toda mi esperanza;
    él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor”.

Mi nombre es Bernice García. Mi historia ha sido muy interesante y me he desenvuelto muy diferente a lo esperado. En algún momento de mi vida dije que la maldición generacional terminaría en mí y no pasaría a mi futura generación ósea mis hijos.

Para empezar, me crie en un hogar disfuncional pero “cristiano”.  Fuimos victimas de violencia domestica entre otros. Cuando cumplí mis 15 años de edad; fui forzada a casarme por como dicen en Puerto Rico “metí las patas” y era una vergüenza para la familia que no me casara. A esa edad tenia las responsabilidades de un matrimonio, hogar y escuela. Me gradué de cuarto año con mi primer hijo en brazos a una semana de haber dado a luz.

Mi matrimonio duro aproximadamente 17 años con dos hijos maravillosos a quienes apode Danny y Jojo. Esos 17 años también fui victima de violencia domestica, violación, maltrato, adulterio, adicción a cocaína y alcohol (el) y otras cosas mas.  Finalmente decido romper con la relación (que no fue fácil) y comenzar una nueva vida.



Bernice Garcia

Dos años después me uno al padre de mi hija. A los ocho meses de relación quedo embaraza de mi princesa. Sus tres hijos se añadieron a mis hijos (son inseparables y los amo como míos). Por el primer año de relación, me sentía como una reina a su lado porque así me trato y aunque no había amor, sus tratos y manera de ser me cautivó y me mantuvieron a su lado. A los 5 años de relación, viviendo en NJ, el comienza a tomar alcohol y a descuidar su familia en todo el sentido de la palabra incluyendo financieramente y íntimamente. Trababa a mis hijos diferentes y de momento todas las culpas eran de ellos.

Si mal no recuerdo fue en septiembre del 2011 que diagnosticaron a mi mama con cáncer de mama. Mi mundo se derrumbo porque estaba lejos de ella y a la misma vez con problemas personales. En ese tiempo mi conyugue se va de la casa. Mis viajes a ver a mi mama eran más frecuentes por sus operaciones y tratamientos de cáncer.  Conocí a una persona maravillosa que me dirigió a Dios una vez más y me dio mucha atención, amor y cariño que necesitaba. Esa persona me enseño como es que Dios abre caminos y la diferencia entre religiosidad y relación. Me abrió el apetito a buscar de Dios y experimentar una nueva etapa de relación entre Dios y yo.

En ese tiempo el padre de mi hija decide regresar y “cambiar”. Yo quería que mi hija creciera con su padre ya que el padre de mis dos hijos había fallecido (OD), le doy una oportunidad. Varios meses después se va de la casa, un mes luego me reconcilio con Dios.  Es entonces cuando empieza mi proceso.
Cuando una persona se aparte del camino divino, aborta el proceso trazado, es entonces que cuando decides retomar el camino que las cosas suceden muy rápidamente y con fuerza. Viví muchas experiencias fuertes y difíciles que pensé no sobrevivirlas. Una semana después de mi reconciliación (Oct 7, 2012) el padre de mi hija se casaba con una señora mucho mayor que él.  A los varios meses decide que le de otra oportunidad y yo ignorantemente y bajo el consejo de lideres lo acepte de nuevo en mi vida (Dios sacándolo de mi vida y yo lo volvía a recibir). Nos casamos con una gran boda y el matrimonio no duro ni 6 meses cuando ya él estaba fuera de la casa.

Es cuando decido finalmente moverme a Indiana (2 años después de una profecía). Fue un proceso dulce y amargo a la vez. Cosas buenas comenzaron a suceder y Dios me comenzó a bendecir grandemente. A los dos días de llegar ya tenia trabajo en el sistema escolar, al mes ya estaba en mi propio apartamento. Cheques no dejaban de llegarme de diferentes organizaciones que ni sabia que tenia ahorros acumulados.
Este hombre trata de volver a nuestras vidas por tres ocasiones (yo aceptando por ver a mi hija con su padre y porque pensaba que así Dios lo quería). Ninguna de las veces resulto y hoy le doy gracias a Dios que así paso. He oído decir muchas veces: “Dios no trabaja así”.  No podemos saber como es que Dios trabaja con su poder tan infinito cuando nuestra mentalidad es finita.

Hoy, después de tres años sola con mis hijos y después de mucho pedir a Dios por alguien con ciertas cualidades (tenia una lista) y gente me decían que Dios no me daría todo lo que estaba en la lista ó como yo quería. Pero yo seguía orando y leyéndole a Dios la lista bien especifica. Yo sabía y creía que si Dios me contestaría punto por punto mi petición y así fue. Para mi asombro y el de muchos, hoy estoy comprometido con un hombre excelente, buen padre, proveedor, compañero, trabajador, buen cristiano, mi cómplice, mi amigo, en fin todo como estaba en mi lista.

Hoy tengo una escuela de Ingles como segunda lengua, sirvo como mentora de jóvenes y damas en contra de la violencia domestica. Hace dos años comencé un  programas para los refugios de violencia domestica donde aceptamos y recolectamos donaciones de carteras y provisiones para el aseo personal. También termine cuatro años de universidad en Justicia Criminal y Servicios Humanos. Hoy por hoy puedo disfrutar  de Dios y su amor en su totalidad. Poder oír Su voz que me habla claro y fuerte y me contesta tal y como le pido.

No es porque sea su “nena linda” sino porque cuando eres fiel a Dios, Él es fiel a ti. Sus promesas en la tierra para ti, son ley en el cielo para El. Así que cambias o repites tu historia para ti y tus generaciones por venir. De aquí en adelante deseosa de ver todas las cosas bellas que Dios tiene para mi, mi familia y seres que quiero porque lo mejor esta por venir.


No comments:

Post a Comment

CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan